Más del 90% de los incendios de diciembre de 2015 fueron intencionados

El Principado asegura que se movilizaron todos los recursos disponibles

El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana, Guillermo Martínez, ha asegurado hoy en la Junta General que el Gobierno de Asturias «movilizó y coordinó todos los medios disponibles para hacer frente a los incendios forestales de diciembre de 2015». También ha insistido en su comparecencia en la Comisión de Investigación del parlamente regional, en que la comunidad dispone de protocolos efectivos, profesionales cualificados y medios humanos y materiales suficientes para hacer frente a las emergencias.

Martínez señaló que «la prioridad del Ejecutivo fue siempre la protección de los residentes en los municipios afectados, sus bienes y el entorno natural, preservando a la vez la seguridad de los profesionales».

En su intervención, el consejero ha detallado la actuación que se llevó a cabo para poner fin a 16 días de emergencia que afectaron en diferente medida a 58 de los 78 concejos asturianos. En este sentido, ha precisado que en algunas jornadas se simultanearon más de un centenar de focos y que en el primer día fue necesario activar tres niveles del Plan de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales (Infopa) en menos de nueve horas: el nivel 0, con 30 incendios, a las 12:28; el nivel 1, con 50 fuegos, a las 19:25 y el nivel 2, con 100 focos, a las 21 horas.

«Actuamos de manera coordinada con todos los equipos humanos y administraciones que participaron en la labores de extinción para dar la respuesta más adecuada, llegando a movilizar en algunos momentos a más de 400 personas entre bomberos y auxiliares del SEPA, miembros de la Unidad Militar de Emergencias y trabajadores de empresas y cooperativas forestales, a los que se sumaron las fuerzas y cuerpos de seguridad», ha relatado. A su juicio, este operativo permitió afrontar «con profesionalidad y diligencia» una situación extraordinaria.

«La gravedad de la situación a la que nos enfrentamos queda reflejada en la virulencia de incendios como el de Brañalibrel y en la simultaneidad y profusión de fuegos en diferentes puntos, como ocurrió el día 20 de diciembre, cuando llegaron a registrarse hasta 133», explicó.

Durante la emergencia, las brigadas de investigación (Bripas) abrieron 56 informes y analizaron 9.343 hectáreas, el 74,03% de la superficie total quemada. Esos análisis determinan que los incendios fueron intencionados en el 91% de los casos.

573 fuegos y más de 16.000 hectáreas afectadas

Durante el mes de diciembre de 2015 se registraron un total de 573 fuegos, con un terreno afectado a de 16.055,22 hectáreas. En concreto, del 19 de diciembre de 2015 al 3 de enero de 2016, se produjeron 386 incendios, que afectaron a 12.620,12 hectáreas, una extensión equivalente a la superficie de municipios como Parres y Castropol, según los informes del SEPA, que han sido remitidos a la comisión parlamentaria.

De esos 386 fuegos, 380 se produjeron entre el 19 y el 31 de diciembre y el resto en los tres primeros días de 2016. En cuanto al tipo, 110 tuvieron la categoría de conatos y afectaron a una superficie inferior a una hectárea, y 276 quemaron más de 10.000 metros cuadrados.

Entre estos últimos, por su dimensión y virulencia, los más importantes se desarrollaron en Brañalibrel -con 2.554 hectáreas y cuatro concejos afectados: Boal, El Franco, Tapia de Casariego y Castropol-, y en Tineo, con 575,24 hectáreas. Ambos se enmarcan en la categoría de grandes incendios forestales. Respecto al tipo de superficie afectada, el 33,67% fue arbolada, exactamente 4.284,71 hectáreas, y el 66,33% no arbolada, equivalente a 8.371,41 hectáreas.

Algunas noticias relacionadas

 




Quieres que publiquemos las noticias y eventos de tu asociación o de tu pueblo. Envíanos la información y las imágenes a noticiasdeloccidente@gmail.com o a través del Whatsapp al 626 72 43 68 ¡Haremos lo posible!