La consejera de Infraestructuras acusa al Ministerio de falta de compromiso con la Autovía del Suroccidente


Tras la reunión celebrada hoy en Madrid

«Balance, en términos generales, insatisfactorio». Es la
conclusión de la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y
Medio Ambiente del Principado, Belén Fernández, tras la reunión con la ministra
de Fomento, Ana Pastor.
En la reunión se ha hablado de las obras pendientes en la
Autovía A-63 (Oviedo-La Espina), la conocida como Autovía del Suroccidente, y
las respuestas de la ministra no han convencido a la consejera asturiana que,
al término de la reunión, señalaba: «Están pendientes dos tramos, el
Dóriga-Cornellana, donde parece que con mucha timidez las obras se reanudan, y
en el tramo Cornellana-Salas, no se ven atisbos de reanudación alguna pese a que
hay una cantidad también en los presupuestos que debería ser ejecutada este año».

En el encuentro también se abordaron temas como los
accesos al Musel, el plan de vías de Gijón o la Variante de Pajares y según
Belén Fernández, «las respuesta del Ministerio de Fomento no han estado a la
altura de las necesidades que tiene pendientes el Estado en Asturias en materia
de infraestructuras».
Según la consejera, «lo que ha imperado ha sido la falta
de compromisos, de calendarios y de concreción».