IU reitera en la Junta el apoyo a la implantación de bachillerato en Cerredo


Esta mañana se han reunido con la AMPA del colegio

El grupo
parlamentario de Izquierda Unida ha reiterado hoy su apoyo a la Asociación de
Madres y Padres (AMPA) de Cerredo que demandan la implantación del primer curso
de bachillerato para el próximo curso escolar. María José Miranda,
vicepresidenta de la Junta, y la diputada Concha Masa mantuvieron un encuentro
esta mañana con una representación de los padres, encabezada por la presidenta
de la AMPA, Susana Marentes, acompañados de representantes de la AMPA de Boal,
que conjuntamente con otras asociaciones pretenden formar una AMPA de colegios
rurales en toda Asturias. 

María José Miranda recordó que IU ya apoyó a los padres
de Cerredo a través de una Proposición No de Ley que se aprobó en la
legislatura recientemente finalizada y recuperará esa iniciativa, que fue
votada favorablemente por todos los grupos salvo por el PSOE, de manera urgente. 
Por su parte, Susana Marentes aseguró que la Consejería
niega la implantación del bachillerato en Cerredo  por una cuestión económica, basada en la
necesidad de incrementar la plantilla en dos profesores a media jornada y uno
de matemáticas a jornada entera, «cuando el beneficio para los concejos de
Degaña e Ibias sería mucho mayor y evitaría a los niños tener que trasladarse
todos los días hasta el instituto de Villablino, cruzando un puerto de montaña
de 1.400 metros, que en épocas invernales hace que los niños pierdan entre uno
y dos meses al año de clases». 
Esta petición, que Marentes juzga «nada descabellada»
beneficiaría a entre 10 y 12 alumnos durante el curso próximo, de un total de
100 niños que ahora estudian en Cerredo, ya que se evitarán «estar todo el día
en la carretera». 
«Sabemos que es un caso muy específico pero también que
la LOMCE contempla especificidades de cada alumno y garantiza el acceso a la
educación, que en este caso no se está cumpliendo», explicó la presidenta de la
AMPA, que concluyó «esperamos que el PSOE recapacite y que piense que cuando
todo el mundo le lleve la contraria quizá sea porque no tiene razón».