La Playina de Cudillero, no recomendable para el baño


Actos vandálicos en la zona del puerto esta madrugada

El Ayuntamiento de Cudillero ha venido advirtiendo en los
últimos días que no se aconsejaba el baño en la zona de la playina, «por estar
altamente contaminada debido a el agua sucia que baja por el túnel y la
contaminación de fuel».
Esta mañana han recibido el informe final de la
inspectora de Sanidad que ratifica esta medida. El texto recoge que «debido a
la insuficiente calidad de sus aguas no es recomendable para el baño»
y que no
forma parte del Programa de Control y Vigiliancia de las Zonas de Baño del
Principado de Asturias.
Las razones son que existe un río que desemboca en la
playa y cuya agua, en muchas ocasiones, presenta turbidez superior a la admisible.
Además, existe un aliviadero aguas arriba de la Depuradora de Aguas Residuales.

El informe también destaca la existencia de casas cuyas
fosas sépticas drenan a ese río y en Informes de la Consejería de Medio
Ambiente se constata la presencia de materia fecal
Por otro lado, apunta, que la playa está situada en una
zona que no está abierta al mar y el agua se mantiene prácticamente estancada,
dificultando la renovación y que la playa está cercada de embarcaciones, que
son fuente de contaminación por aceites y otros contaminantes, como es habitual
en los puertos.
El informe de la inspectora de Sanidad va más allá y dice
que «se desconoce la causa por la que se dotó de infraestructura a esta playa,
porque no se hicieron los controles pertinentes del agua previos para informar
positivamente de su construcción».

Actos vandálicos en el puerto

Por otro lado, la Policía Local de Cudillero ha informado
de diversos actos vandálicos producidos esta madrugada en la zona del puerto,
Paseo General Marqués, donde se retiró parte de la señalización que fue arrojada
a la dársena del puerto.
Ante la problemática de esta calle se está estudiando la
posibilidad de instalar cámaras de seguridad en la zona.
La Policía recuerda que los autores de estos hechos se
enfrentan a sanciones calificadas como muy graves que podrían dar lugar a
multas de hasta 3.000 euros.