Aplazado el juicio contra el concejal de Castropol acusado de acoso sexual

El juez ha aceptado nuevas pruebas presentadas por la defensa

La vista oral contra el concejal del Ayuntamiento de Castropol acusado de un delito de acoso sexual a una trabajadora municipal ha quedado suspendida y aplazada hasta el próximo 13 de febrero, después de que el juez haya aceptado nuevas pruebas, entre ellas la historia clínica de la denunciante.

El abogado de la defensa, Ernesto Tuñón, solicitó al Juzgado que se incorpore la historia clínica de la denunciante para poder determinar si existían patologías previas a las que el supuesto episodio de acoso le ha generado y que esa historia clínica pueda ser vista por un especialista en psiquiatría y psicología.

También se ha admitido la prueba de dos testigos a petición de la defensa que el letrado considera «absolutamente relevantes, porque podrán desvirtuar la versión de la denunciante». Y es que la defensa mantiene que la denuncia se debe «a cuestiones políticas que nada tiene que ver con un supuesto abuso de una persona a otra».

Acusación de la Fiscalía

El Ministerio Fiscal sostiene que, el 2 de mayo de 2015 sobre las 9 horas, el acusado, que en el momento de los hechos era concejal de obras del Ayuntamiento de Castropol y jefe directo de la víctima, recogió con su coche a ésta para llevarla al lugar donde desempeñaba su trabajo como operaria de limpieza del Ayuntamiento, en una carpa situada en el muelle de la localidad.

Una vez allí, sobre las 9.10 horas, el acusado se abalanzó sobre ella, besándola y, tras recriminarla ella lo que hacía, le dijo: «Dame un beso, dame un beso». Según recoge la Fiscalía, la mujer intentó desabrocharse el cinturón del coche para irse y trató de apartar la cara, iniciándose un forcejeo. La víctima logró salir del coche.

A consecuencia de estos hechos la mujer sufrió una crisis de angustia y, debido al nerviosismo que le ocasionaba volver a su puesto de trabajo, estuvo a tratamiento con ansiolíticos. Tardó en curar 252 días. Le quedó como secuela un trastorno distímico.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de acoso sexual y solicita que se condene al acusado a 12 meses de multa a razón de 8 euros diarios (2.880 euros), con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago de 6 meses de prisión, pago de las costas procesales y abono de una indemnización a la víctima de 15.720 euros por daños morales. De esta última cantidad responderá de forma subsidiaria el Ayuntamiento de Castropol.

Dimisión

Entre los asistentes esta mañana al juicio se encontraba el alcalde de Castropol, José Ángel Pérez, que ha defendido la inocencia del edil. Sobre la petición de la Federación Socialista Asturiana de que el concejal denunciado dimita, el alcalde ha anunciado que hablará con los órganos de su partido, recordando hay unos criterios fijados en un código ético.





Contacta con nosotros en noticiasdeloccidente@gmail.com o a través del Whatsapp al 626 72 43 68