17 empresas optan a realizar las obras de mejora del saneamiento en Boal

Los trabajos cuentan con un presupuesto de licitación de más de 5,4 millones de euros

Diecisiete empresas han presentado sus ofertas para ejecutar las obras de mejora del saneamiento de Boal. Los trabajos salieron a licitación el mes pasado, con un presupuesto de 5.468.000 euros (IVA incluido).

La Junta de Saneamiento del Principado valora ahora las ofertas presentadas para proceder a la adjudicación de las obras, financiadas a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). Tienen un plazo de ejecución de 28 meses y están proyectadas para dar servicio a 865 habitantes.

En concreto, consiste en la ejecución de un sistema para la recogida de las aguas residuales de Boal, Armal, Os Mazos y Las Cabanas. También se construirá una depuradora, con capacidad para atender a una población de hasta 1.600 vecinos, donde se tratarán los caudales recogidos antes de su vertido final a un cauce natural. Los fondos aprobados se distribuirán en cuatro anualidades: 50.627 euros este año, 250.000 en 2020, 3.788.000 en 2021 y 1.380.000 en 2022.

Según recoge el proyecto, la zona objeto del contrato se corresponde con el territorio de la parroquia de Boal. Se instalará un colector interceptor que recoja las aguas residuales aportadas por las redes de alcantarillado de los núcleos de Boal, Armal, Os Mazos, As Viñas y otras vertientes a la misma cuenca, y una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

En la actualidad, los únicos núcleos que cuentan con red de saneamiento son Boal, Armal y As Viñas. La red de Boal está dividida en cuatro cuencas y otros tantos puntos de vertido al río das Veigas. Esta red cubre la práctica totalidad de la zona urbana, por lo que únicamente será necesario trazar un ramal de conexión que intercepte los ramales secundarios aguas arriba del vertido.

En cuanto a la red de Armal, está dividida en tres cuencas que vierten al río de Armal, quedando algunas viviendas sin conectar. En particular, los barrios de Torrente y El Batán no disponen de conexión a la red general, vertiendo en muchos casos sus efluentes directamente al río da Pilella mediante redes individuales. Será necesario por tanto trazar ramales secundarios para conectar las viviendas de estos barrios y un ramal principal que intercepte éste y el resto de ramales secundarios existentes y los conecte al interceptor.

En As Viñas sí que existe una red de saneamiento y depuración, «cuyo funcionamiento se considera correcto, por lo que se excluye del ámbito de estudio».

Los núcleos restantes, según recoge el proyecto, no disponen ni de saneamiento ni de depuración, por lo que será necesario el trazado de ramales secundarios que permitan la conexión de las viviendas al nuevo sistema general.





Contacta con nosotros en noticiasdeloccidente@gmail.com o a través del Whatsapp al 626 72 43 68