Piden permitir la atención farmacéutica telemática en los botiquines

El PP denuncia en Ibias la problemática, con sanciones de hasta 60.000 euros por no poder atenderlos

La diputada del PP por el Occidente y portavoz de Reto Demográfico en la Junta General del Principado, Cristina Vega, ha reclamado al Gobierno regional que modifique de forma urgente la actual ley de ordenación farmacéutica del Principado para permitir la atención telemática por parte de los farmacéuticos en los botiquines de farmacia (unidades especiales asociadas a una farmacia), ubicados en los núcleos rurales de Asturias.

Explican que, el Principado exige actualmente la presencia física de un farmacéutico para dispensar los medicamentos en estos establecimientos dentro de un horario fijado por la Consejería. Una situación que está generando problemas a muchos farmacéuticos en la zona rural, como han explicado en San Antonlín de Ibias, la diputada popular Cristina Vega junto a la alcaldesa de Ibias, Gemma Álvarez, y la farmacéutica del concejo, Elena Menéndez.

Piden permitir la atención farmacéutica telemática en los botiquines 1En Asturias hay 22 botiquines de farmacia: 13 en el Occidente, 3 en el Oriente y 6 en el Centro. Por tanto, el 72% de estos botiquines se encuentran en las alas, donde hay menos población y más envejecida, unido a las dificultades de desplazamientos por las infraestructuras existentes y la falta de servicios de transporte, recuerdan desde el PP.

En la práctica, las farmacias se encuentran alejadas del botiquín que tienen vinculado y cuentan con la presencia de un único farmacéutico, titular de ambos establecimientos, que no puede cumplir con los horarios de la farmacia y del botiquín.

Este es el caso de la farmacéutica del concejo de Ibias, que asegura que contratar a otro farmacéutico resulta inviable por la escasez de farmacéuticos disponibles para cubrir las zonas periféricas. “Y yo no puedo estar dos sitios al mismo tiempo”, advierte la farmacéutica de Ibias.

Esta farmacéutica ha pagado en los últimos años sanciones de carácter grave por una cuantías de unos 60.000 euros cada una, por no poder estar presente en los horarios requeridos en la farmacia de San Antolín (la farmacia de referencia) y en el botiquín de farmacia en Tormaleo.

La dueña de la farmacia explica que debe elegir abrir un establecimiento u otro, y desplazarse dos horas diarias para cubrir el servicio del botiquín. «Es injusto, estamos muy desprotegidos, tengo a muchos compañeros en mi misma situación», lamenta la farmacéutica de Ibias en referencia a la situación de los farmacéuticos rurales en Asturias.

«Los farmacéuticos en la zona rural se arriesgan al pago de multas por abrir los dos establecimientos y estar presencialmente en uno de ellos solamente, o por no cumplir con los horarios que fijan desde la Consejería», advierte la diputada Cristina Vega, que denuncia que «estas no son formas de ayudar al mundo rural».

El PP defiende que con la atención farmacéutica de forma telemática sería posible abrir los botiquines de farmacia durante más tiempo y de forma simultánea con la farmacia de referencia.

La diputada pone sobre la mesa, además, que hoy en día tenemos medios telemáticos para llevar a cabo este tipo de asistencia: “Hemos visto atención médica telefónica en la Atención Primaria y tenemos programas de teleictus que permiten la exploración a distancia de los pacientes, pero ¿no se contempla la posibilidad de una supervisión telemática para los botiquines de farmacia? Es totalmente ilógico», asegura la diputada popular.

PNL en la Junta el próximo miércoles

El Grupo Parlamentario Popular ya ha registrado en la Junta General del Principado una Proposición no de Ley (PNL) que defenderá en el Pleno del próximo miércoles en el Parlamento asturiano, para pedir que se atiendan las peculiaridades de los botiquines de farmacia; peculiaridades que deben ser atendidas, como establece la propia Ley 1/2007 de 16 de marzo, de atención y ordenación farmacéutica del Principado de Asturias, recuerda Vega.

De forma que la atención en los botiquines de farmacia quede cubierta de manera física por un auxiliar o ayudante técnico, y con la supervisión telemática por parte del farmacéutico. «Los botiquines pueden y deben ser atendidos por un farmacéutico, pero la atención no tiene porqué ser presencial», defiende Vega para los botiquines de farmacia.

Una excepcionalidad que ya funciona en otras Comunidades como Aragón o Castilla La Mancha, afirma la diputada del PP.