Reabierto el paso rodado a Modreiros, en Belmonte

Se ha habilitado un paso provisional para vehículos

El Principado ha finalizado esta mañana las obras urgentes de restitución del paso que une las localidades de Alvariza y Modreira, en el concejo de Belmonte de Miranda. La rotura del paso, que dejaba incomunicados a los vecinos, se produjo hace justamente una semana.

Los trabajos, considerados de emergencia, fueron adjudicados a la empresa Contratas Fernández Granda por un importe de 36.536,14 euros y un plazo de ejecución de un mes. Finalmente, la obra pudo realizarse en solo siete días.

Mientras se realiza la estructura definitiva, se ha ejecutado un vadeo provisional del río en una zona cercana al antiguo puente para facilitar el paso de vehículos. Para hacer este paso se han colocado en el río unos tubos de hormigón armado con resistencia suficiente para permitir el tráfico rodado. A través de ellos, desagua todo el caudal que transporta el cauce. Estos tubos se han cubierto con una capa de zahorra de 20 centímetros que permitirá una rodadura cómoda. También se ha dispuesto una barrera de protección soldada a unos carriles que se han anclado en el lecho. Asimismo, las márgenes del río se han protegido en la zona afectada con piedras de escollera. Todas estas actuaciones se han coordinado con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico.

La Consejería de Presidencia abordará próximamente la asistencia técnica para la redacción del proyecto de la construcción de un nuevo puente y su posterior ejecución.

El paso peatonal entre Alvariza y Modreira solo se vio interrumpido unas horas, ya que el mismo día que se produjo la rotura la Consejería de Presidencia procedió a la instalación de una pasarela provisional.