La pesquería del pulpo a evaluación para certificar su sostenibilidad


Las cofradías del Occidente aspiran a obtener la
ecoetiqueta azul MSC

La pesquería del pulpo a evaluación para certificar su sostenibilidad 2
Las Cofradías de Pescadores Nuestra Señora de la Atalaya
de Puerto de Vega, Nuestra Señora de la Caridad de Ortiguera, Santo Ángel de la
Guarda de Viavélez y San Pedro de Tapia de Casariego, todas ellas localizadas
en la comarca del Navia-Porcía, han entrado en proceso de evaluación completa
del programa MSC (Marine Stewardship Council) para certificar la sostenibilidad
de la pesquería de pulpo común capturado con nasa en aguas del Cantábrico. Se
trata de la primera pesquería de pulpo a nivel mundial que será evaluada bajo
los estándares MSC.
En el caso de que la pesquería finalice la evaluación con
éxito, el pulpo capturado por esta flota podrá ser comercializado con la
ecoetiqueta azul MSC, que ofrece a los consumidores una forma fácil de elegir
productos del mar obtenidos de forma sostenibles y garantizando el futuro de la
especie.

Una flota dedicada exclusivamente a la pesca artesanal

Se examinarán 27 embarcaciones de las cuatro cofradías,
cuya flota se dedica exclusivamente a la pesca artesanal. Son embarcaciones
censadas en artes menores e incluidas en el plan de gestión del pulpo del
Principado de Asturias que se extiende por todo 
litoral occidental asturiano. La nasa es el único arte autorizado y las
capturas se realizan de diciembre a julio con un cupo máximo que en la última
campaña ha sido de 10 toneladas por embarcación.
El certificado estará abierto, dando opción a que en el
futuro se incorporen otras embarcaciones y puntos de desembarque incluidos en
el plan de gestión del pulpo, para que sus capturas sean comercializadas con la
ecoetiqueta azul MSC.

El pulpo: una de las especies más importantes para la
actividad pesquera en Asturias

El pulpo común es una de las especies más importantes
para la actividad pesquera del territorio tanto por el volumen de descargas
como por su valor económico y su impacto social en las poblaciones costeras.
Los representantes de las cuatro cofradías han
manifestado que «siempre hemos apostado por la sostenibilidad de nuestras
pesquerías y muy especialmente en el caso del pulpo. Hace dos años empezamos a
prepararnos para este proceso de evaluación con la ayuda del Centro de
Desarrollo Navia-Porcía, pero ya desde el año 2001 venimos aplicando un plan de
gestión para el pulpo en colaboración con la Dirección General de Pesca del
Principado de Asturias, lo que ha permitido preservar un recurso que es
fundamental en nuestra actividad».
Ahora buscan que el valor añadido que supone la
sostenibilidad de esta pesquería pueda ser reconocido por el consumidor final,
a través de una ecoetiqueta que diferencie el pulpo capturado por nuestra
flota. Con la evaluación MSC «conseguiremos ese reconocimiento, al tiempo que
facilitamos el acceso de este producto a nuevos mercados contribuyendo así a
mejorar la rentabilidad del trabajo de los pescadores».
La responsable de MSC para España y Portugal, Laura
Rodríguez, ha declarado que «es una gran noticia la entrada de la primera
pesquería de pulpo en el programa y para nuestra oficina es muy satisfactorio
que se trate de una pesquería asturiana». Además, ha agradecido la apuesta de
esta pesquería artesanal por el programa MSC «como herramienta para demostrar
la sostenibilidad de sus operaciones y les deseamos mucho éxito en el proceso».