Iberdrola prevé que sus nuevos parques eólicos entren en funcionamiento en abril

49 aerogeneradores distribuidos entre Navia, Valdés, Tineo y Villayón

parques eólicos

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, ha visitado hoy el complejo eólico que el grupo Iberdrola está construyendo en varios municipios del occidente asturiano para instalar cuatro parques de generación de electricidad: Cordel-Vidural, Capiechamartín, Panondres y Verdigueiro.

«Esta es la energía del presente y del futuro, Asturias en colaboración con empresas como es el caso de Iberdrola, está entrando en estos sectores, a su vez está generando un efecto arrastre sobre la actividad industrial asturiana que es algo muy deseable y muy necesario y en esa dinámica estamos trabajando», señaló el consejero.

La inversión realizada por la compañía asciende a 100 millones de euros y la producción de energía prevista equivaldrá a la electricidad consumida por 104.000 hogares. El parque de Cordel-Vidural (37 MW), está ubicado entre Navia, Valdés y Villayón; Capiechamartín (34 MW), entre Tineo y Valdés; Panondres (21 MW) entre Villayón y Valdés; mientras que Verdigueiro (37 MW) se levantará entre Tineo y Villayón y está en fase de tramitación administrativa.

parque eólicos
El alcalde de Tineo, José Ramón Feito; el concejal de Obras de Valdés, Marcos Fernández; el concejal de Obras de Navia, Gonzalo Asenjo; la directora general de Energía Belarmina Díaz; el consejero Enrique Fernández y Julio Castro, responsable del negocio de Renovables de Iberdrola para España.

El consejero destacó, además, la magnitud de las cifras: 49 torres eólicas, una potencia instalada de unos 130 MW y una inversión por parte de la empresa de unos 100 millones de euros. «Está tirando de otros sectores en Asturias, todos los componentes tienen en gran medida un desarrollo industrial asturiano. Desde las torres que se fabrican en Avilés o los trabajos de instalación que hacen empresas asturianas».

Además, hizo referencia a la creación de empleo y actividad que se están generando durante el desarrollo de las obras: «La empresa estima una generación de empleos directos e indirectos, incluyendo la instalación y fabricación de componentes, superior a las 1.000 personas».

El consejero ha recordado la apuesta del Gobierno de Asturias por la energía generada por fuentes renovables como alternativa a los combustibles fósiles, en línea con los compromisos y directrices de la Unión Europea en materia de transición hacia una economía neutra en emisiones en el año 2050. «Es cierto que hay que tener en cuenta que esa transición de las energías tradicionales a las energías renovables está causando efectos e impactos nada desdeñables sobre el empleo, la actividad industrial y sobre ciertos territorios, y esos impactos tienen que ser debidamente considerados, analizados y compensados. A eso es a lo que llamamos transición justa. Esta idea traslada un marco de acción en el que tienen que encajar conversaciones y acciones futuras que desarrollen distintas compañías con el Gobierno de Asturias».